TELF: +34 822 173 227

Manifiesto de Rath Pauling

En una histórica conferencia de prensa realizada el 2 de julio de 1992, los doctores Linus Pauling y Matthias Rath, hicieron público un manifiesto dirigido a todo el mundo, denominado Manifiesto Rath-Pauling, convocando a realizar un vasto movimiento internacional destinado a determinar la importancia de los micronutrientes en el control de las enfermedades crónicodegenerativas.

El propósito del manifiesto fue involucrar a investigadores científicos, profesionales de la salud, organizaciones nacionales e internacionales de sanidad, a las autoridades sanitarias y también al público en general, pidiéndoles animar a los médicos y a las instituciones médicas de sus respectivos lugares, a participar activamente en una serie de programas internacionales de investigación dirigidos a determinar, con estudios clínicos e investigaciones científicas debidamente fundamentadas, la importancia de los micronutrientes en el abatimiento de las enfermedades crónicodegenerativas.

Esta fue la última invocación pública de Linus Pauling antes de morir, encaminada a corroborar las tesis médicas y científicas que fundamentan y respaldan la utilización de los micronutrientes en la profilaxis y la terapéutica de las epidemias de “enfermedades de la civilización” que afligen al mundo moderno.

El gran científico terminó su intervención expresando: "La meta de eliminar las enfermedades del corazón como causa principal de muerte y discapacidad está ya a la vista”. Siendo esta sentencia, un punto de inflexión para la medicina moderna y para las nuevas generaciones de estudiantes y profesionales de la salud.

En su intervención Matthias Rath expresó: “Nuestro propósito y nuestra meta es que las enfermedades crónicodegenerativas dejen de ser causa de enfermedad, invalidez y/o muerte prematura para las generaciones presentes y futuras. Hay millones de vidas humanas en juego, así que no podemos perder más tiempo”.

En esa misma conferencia de prensa, Matthias Rath, fundador y director del Instituto Internacional de Investigación y Desarrollo de Medicina Biológica, presentó los avances de las investigaciones sobre la utilización de vitaminas y otros micronutrientes para contribuir a la posible erradicación de la enfermedad cardíaca en todo el mundo.

La meta del instituto que dirige el Dr. Rath, es erradicar las enfermedades comunes en nuestra sociedad moderna mediante terapias naturales y efectivas, orientadas a actuar sobre las causas del problema, sin ocasionar efectos secundarios. Asimismo, se propuso una estrategia de gran alcance para dar a conocer al público en general, en forma directa a través de los medios de comunicación, la propuesta hecha en este manifiesto.

Como las innovadoras propuestas Rath-Pauling, representan un peligro económico a escala mundial para el multibillonario mercado de la industria farmacéutica, que se orienta únicamente al tratamiento de los síntomas de las enfermedades sin erradicar las causas, se desencadenó una fuerte contraofensiva.
 
A partir de entonces, la industria farmacéutica implementó a través de sus lobbies, sus grupos de presión y de intereses especiales, un vigoroso contraataque para consolidar a escala mundial su estrategia por la cual ha trabajado durante muchos años para imponer por la fuerza, “medidas proteccionistas”.

El propósito: favorecer a las industrias química, agroalimentaria y farmacéutica, a través de la Comisión del Codex Alimentarius (organismo de la ONU), del Parlamento Europeo y de los Parlamentos de la mayoría de los países industrializados, cuyo objetivo es bloquear y descreditar toda información sanitaria de importancia vital relativa a las terapias con vitaminas, nutrientes y remedios naturales.

Como ya lo mencionamos y enfatizamos, este histórico llamamiento terminó afirmando: "La meta de eliminar las enfermedades del corazón como la causa principal de muerte y discapacidad está ya a la vista", encaminando con esa sentencia a la medicina moderna por un nuevo y revolucionario sendero.

Matthias Rath ha afirmado con posteridad que si la información médica acerca de este trascendente avance no hubiera sido boicoteada y suprimida (como se hizo) por los cabilderos y los lobbies de los grupos de presión y de intereses especiales de la industria farmacéutica, en los siguientes años, todo el mundo habría sabido que las vitaminas pueden prevenir eficazmente los ataques cardíacos, además de otras enfermedades.

“Si esta información se hubiera promovido en lugar haberse de saboteado, más de 60 millones de vidas podrían haberse salvado de los evitables como innecesarios ataques cardíacos y accidentes cerebrovasculares”.

(C) 2017-2018 SENMO Todos los Derechos Reservados.
Realizado por el equipo de Civicos Networking