TELF: +34 822 173 227

La inflamación y la inmunidad en la patogénesis de la enfermedad de Alzheimer

Las alteraciones moleculares y celulares que desencadenan la enfermedad de Alzheimer aún no se han podido objetivar completamente, por lo que aún no hay un tratamiento eficaz. Morales y col. han publicado en la Revista chilena de Neuro-psiquiatría, su "Teoría de la Neuroinmunomodulación en enfermedades neurodegenerativas: nuevas evidencias científicas". Además, en otros estudios que han realizado, han puesto de manifiesto la hipotesis neuroinflamatoria de los procesos neurodegenerativos y el papel de la inmunidad innata en las enfermedades neurodegenerativas, en especial en la Enfermedad de Alzheimer. Dra. Carmen Verdú.

La neuroinflamación se origina como consecuencia de una serie de señales de daño, que incluyen trauma, infección, agentes oxidativos, acúmulo de hierro, oligómeros de τ y β-amiloide, etc. donde hay una acumulación de células gliales.

Estos autores proponen su teoría de la neuroinmunomodulación centrada entre el daño neuronal y el proceso inflamatorio cerebral, mediado por la activación progresiva de la células microgliales y astrociticas, que convergen inmediatamente después de producirse la lesión y que ponen en marcha la producción de factores citotóxicos, con producción de citocinas, complemento y reconocimiento de patrones, que activan las proteína-quinasas, conduciendo a la hiperfosforilación de la proteína TAU y su consiguiente oligomerización. Estos compuestos, activarían las células microgliales, provocando un mecanismo de retroalimentación positiva que favorece la neurodegeneración que se auto- amplifica cuando los agregados de τ, se liberan en el entorno extracelular, pues existe evidencia científica que respalda la neurotoxicidad de los agregados de τ.

Los receptores de reconocimiento de patrones (PRR), y los receptores tipo TOLL-LIKE (TLR), estimulan la inmunidad innata, primera línea de defensa, y se activa el fenómeno inflamatorio y regulador, poniéndose en marcha fagocitos (macrófagos), sistema del complemento, citocinas y quimiocinas para contrarrestar la infección, las lesiones y mantener la homeostasis del tejido. Los agentes involucrados en la inmunidad innata están directamente relacionados con los agentes involucrados en el desarrollo de la neuroinflamación. Las células del SNC, como las neuronas, los astrocitos y la microglía, junto con los receptores de reconocimiento de patrones, las citocinas, las quimiocinas, el complemento, las células inmunes periféricas y las vías de señalización constituyen la base de la neuroinflamación

Lim et al. (2000) han demostrado el efecto del ibuprofeno en la deposición de la placa amiloide Después de 6 meses de tratamiento con ibuprofeno, los depósitos de placa amiloide se redujeron significativamente en ratones transgénicos Tg2576 de 10 meses de edad. También hubo una reducción en los marcadores de activación astroglial y microglial. Sin embargo, Kukar et al (2005), utilizaron los inhibidores selectivos de la COX-2 y no lograron reducir la reacción inflamatoria sino que por el contrario, mostraron un aumento en la aparición del péptido Aβ42

Morales y col., proponen como estrategia para prevenir la neurodegeneración, cambios en la dieta y el uso de suplementos nutricionales, alimentos funcionales y nutraceuticos que atravesando la barrera hematoencefalica, tengan una potente actividad antiinflamatoria.

Así proponen el compuesto denominado "Andila Shilajit", que es una mezcla de sustancias, que se origina por descomposición milenaria natural de materia vegetal endémica de las montañas de los Andes. Su principal principio activo, es el ácido fúlvico, que actúa como potente sustancia antiinflamatoria y es un suplemento dietético muy seguro.

El ácido fúlvico es capaz de bloquear la autoagregación de τ que afecta la longitud y la morfología de las marañas neurofibrilares (PHF) generadas in vitro. Además, después de la exposición de fibrillas τ preformadas a ácido fúlvico, se puede detectar una disminución en la longitud de los PHF.

Estos autores proponen además la complementación del Andila Shilajit con vitaminas del grupo B, (B6, B9 y B12), ya que en los estudios que han realizado, vieron menos deterioro cognitivo y reducción de los síntomas neuropsicológicos

También proponen la curcumina, compuesto fenólico natural derivado de la Cúrcuma longa (cúrcuma), que tiene actividades antiinflamatorias y antioxidantes. Los estudios existentes demuestran que puede ser capaz de prevenir la muerte de neuronas en modelos animales de trastornos neurodegenerativos, pero se desconocen sus posibles efectos sobre el desarrollo y la neuroplasticidad. Los estudios de Kim y col. (Kim et al. 2008) revelaron que la curcumina tiene una doble acción en los cultivos celulares de NPC (células progenitoras neurales multi-potentes): a bajas concentraciones estimulan la proliferación celular, mientras que a altas concentraciones se vuelve citotóxica. Por otro lado, la administración de curcumina a ratones adultos resultó en un aumento significativo en el número de células recién generadas en el giro dentado del hipocampo, lo que indica que este compuesto mejora la neurogénesis del hipocampo en adultos (Kim et al., 2008). Luego, la curcumina estimularía el desarrollo y la neurogénesis del hipocampo en adultos, con una actividad biológica que podría mejorar la plasticidad neural y la reparación

Otro nutraceutico propuesto por Morales y col. es el Ginkgo biloba, aunque Canevelli et al (2014) proponen que puede proporcionar algunos beneficios cognitivos en pacientes con Alzheimer, pero solo en los casos bajo tratamiento con inhibidores de la colinesterasa. Otros estudios (Vellas et al. 2012) tampoco mostraron resultados concluyentes en cuento a efecto neuroprotector

También se demostró recientemente que Resveratrol inhibe la agregación de Aβ in vitro (Lu et al., 2012), pero presenta una baja biodisponibilidad en el organismo (Kang et al., 2009).

Por último Morales y col. proponen un neuropeptido, denominado Cerebrolisina, que es un compuesto de péptidos de bajo peso molecular y aminoácidos libres procedente de cerebro porcino, que imita la acción de los factores neurotróficos endógenos, por lo que se postula que pueda reducir las patologías neurodegenerativas, ya que se han demostrado (Wei et al., 2007) efectos de estimulación neurotrófica, regulación neuroinmunológica y mejora del transporte de la glucosa a través de la barrera hematoencefálica. Pero se necesitan más estudios.

Por tanto, Los estudios que se han realizado sobre estos nutraceuticos parecen reconocer efectos mediados por la interrupción de la respuesta inflamatoria y la autoagregación de la proteína τ, lo que los posiciona como una opción terapéutica futura para la lesión neuronal.

BIBLIOGRAFIA

  1. Morales I, Guzman-Martinez L, Cerda-Troncoso C, Frias GA, Maccioni RB. Neuroinflammation in the pathogenesis of Alzheimer's disease. A rational framework for the search of novel therapeutic approaches. Front Cell Neurosc. 2014 Apr 22; 8:112
  2. Morales I, Arata L., &Manccioni; R.B. La teoría de la neuroinmunomodulación en enfermedades neurodegenerativas: nuevas evidencias científicas. Revista Chilena de neuro-psiquiatria, 2015, 53(1), 53-58
  • Visto: 530

You have no rights to post comments

(C) 2017-2018 SENMO Todos los Derechos Reservados.
Realizado por el equipo de Civicos Networking