Escrito por Carmen Verdú Lázaro

Prasterona: ¿La panacea para la atrofia vulvovaginal?

En mayo de 2009 el equipo del Dr. Fernand Labrie, fallecido el pasado 17 de enero, del Laval University Hospital Centre Research (Canadá) presenta en Chicago lo resultados de un ensayo doble ciego frente a placebo, con 216 mujeres postmenopáusicas tratadas con óvulos vaginales de Prasterona (DHEA) durante 12 semanas.

La prasterona se probó en tres dosis y se obtuvieron resultados significativos en las células de la vagina, disminución de la acidez y la sequedad de la vagina. Pero además se obtuvo mejoría en los aspectos de función sexual, excitación, deseo, lubricación, orgasmo y disminución de la dispareunia y la sequedad vaginal. Dra. Carmen Verdú.

El mecanismo de acción de la prasterona intravaginal es de tipo intracrino, con una acción doble estrogénica y androgénica, sin efectos sistémicos ni cambios en los valores de esteroides sexuales ni sus metabolitos.

El mecanismo de acción intracrino significa que para que pueda actuar la prasterona necesita que la célula exprese 17 b HSD (17b hidroxiesteroide deshidrogenasa) y las células de la mucosa vaginal tienen la capacidad de producir esta enzima de forma estrictamente local para que se produzca la transformación de la DHEA en andrógenos y estrógenos.

La enzima 17 b HSD, no se expresa en otros tejidos como el endometrio.

Los estudios realizados hasta ahora hablan de aumento del índice de madurez celular vaginal, es decir aumento del número de células superficiales y disminución de las células altas parabasales, además disminuye el pH vaginal, aumenta el moco cervical y el flujo vaginal. Todos estos parámetros están relacionados con la disminución de la sequedad vaginal y por tanto con la dispareunia y la mejoría del síndrome genito-urinario de la menopausia (SGUM).

Los estudios de seguridad demuestran que la prasterona intravaginal es un fármaco muy seguro y muy bien tolerado y el único efecto adverso local que se ha constatado ha sido el aumento de flujo vaginal y por su mecanismo de acción intracrino local se ha demostrado teóricamente superior a otros tratamientos farmacológicos de acción endocrina empleados, como los estrógenos locales.

No obstante, consultada la ficha técnica de la prasterona, indican una serie de contraindicaciones:

Se recomienda, no obstante, una valoración cuidadosa de los riesgos y beneficios del fármaco una vez cada 6 meses, con chequeos periódicos ginecológicos y exploraciones complementarias, como citologías vaginales y analíticas hormonales.

Se debe evitar el uso con preservativos, diafragmas o capuchones cervicales de látex porque el caucho puede ser dañado por el fármaco.

No se ha estudiado aún la interacción con otros medicamentos ni tampoco con el uso concomitante de terapia hormonal sustitutiva sistémica.

La prasterona se comercializó con el nombre de Intrarosa en óvulos de 6,5 mgr (0,5%). Hoy día ya se puede prescribir en España en formulación magistral desde septiembre de 2018 y  en abril salió al mercado farmacéutico con indicación aprobada en el tratamiento de la atrofia vulvar y vaginal en mujeres postmenopáusicas con síntomas moderados o graves.

La dosis recomendada es de un ovulo de 6,5 mgr al día, al acostarse, no es necesario ajustar la dosis en pacientes de edad avanzada, ni en pacientes con insuficiencia hepática y/o renal por su mecanismo de acción totalmente local.

Palacios, S; Sánchez Borrego, R, Mendoza N, Manubens, M; Molero F; Sánchez S, González S. Prasterona (DHEA intravaginal); eficacia y seguridad en mujeres con atrofia vulvo-vaginal. Toko-Gin Práct.  2018¸77 (6): 382-390