TELF: +34 822 173 227

Grasas versus músculo en el envejecimiento

Cada vez hay más evidencia de la necesidad de mantener una continuidad y eficacia adecuada de la actividad muscular durante el envejecimiento. Diversas causas que habitualmente se abocan a la inflamación sostenida suelen, literalmente, comerse el músculo. Es muy posible que los resultados de este interesante estudio estén asociados a la famosa sarcopenia y, si fuese así, trabajando la fuerza muscular, en manos de profesionales formados, se podrían revertir estos fenómenos. Dr Cubrias. 

Los científicos estudiaron las células grasas en 54 hombres y mujeres durante un período de 13 años. En ese tiempo, todos los sujetos, independientemente de si ganaron o perdieron peso, mostraron disminuciones en el recambio de lípidos en el tejido adiposo, la velocidad a la que se eliminan y almacenan los lípidos en las células adiposas.

Los que no compensaron eso comiendo menos calorías aumentaron de peso en un 20%, según el estudio que se realizó en colaboración con investigadores de la Universidad de Uppsala (Suecia) y la Universidad de Lyon (Francia).

Los investigadores también examinaron la renovación de lípidos en 41 mujeres que se sometieron a cirugía bariátrica y cómo la tasa de renovación de lípidos afectó a su capacidad para mantener el peso de 4 a 7 años después de la cirugía.

El resultado mostró que solo aquellos que tenían una tasa baja antes de la cirugía lograron aumentar su volumen de lípidos y mantener su pérdida de peso. Los investigadores creen que estas personas pueden haber tenido más espacio para aumentar su volumen de lípidos que aquellos que ya tuvieron una cirugía previa de alto nivel.

"Los resultados indican por primera vez que los procesos en nuestro tejido graso regulan los cambios en el peso corporal durante el envejecimiento de una manera independiente de otros factores -explica Peter Arner, uno de los principales autores del estudio-. Esto podría abrir nuevas formas de tratar la obesidad".

Estudios anteriores han demostrado que una forma de acelerar el recambio de lípidos en el tejido adiposo es hacer más ejercicio. Esta nueva investigación lo respalda e indica además que el resultado a largo plazo de la cirugía para bajar de peso mejoraría si se combina con una mayor actividad física.

Fuente: https://www.nature.com/articles/s41591-019-0565-5

  • Visto: 1023

You have no rights to post comments

(C) 2017-2018 SENMO Todos los Derechos Reservados.
Realizado por el equipo de Civicos Networking