TELF: +34 822 173 227

Un aguacate al día evita visitas al cardiólogo

Una nueva investigación de la Universidad Estatal de Pensilvania (Estados Unidos) sugiere que comer un aguacate al día puede ayudar a mantener a raya el colesterol LDL y procurar beneficios saludables para el corazón, según publican sus autores en el Journal of Nutrition.

En su estudio aleatorizado y controlado de alimentación, los investigadores encontraron que comer un aguacate al día estaba asociado a niveles más bajos de LDL (específicamente las partículas pequeñas y densas de LDL) y LDL oxidada en adultos con sobrepeso u obesidad.

"Pudimos demostrar que cuando las personas incorporaron un aguacate al día a su dieta, tenían menos partículas pequeñas y densas de LDL que antes de la dieta", explica la investigadora Penny Kris-Etherton. Las partículas son particularmente dañinas ya que promueven la acumulación de placa en las arterias. "En consecuencia, las personas deberían considerar añadir aguacates a su dieta de manera saludable, como en una tostada de trigo integral o como una salsa vegetariana", sugiere.

Específicamente, el estudio encontró que los aguacates ayudaron a reducir las partículas de LDL oxidadas. "Muchas investigaciones apuntan a que la oxidación es la base de enfermedades como el cáncer y las enfermedades cardíacas -señala Kris-Etherton-. Sabemos que cuando las partículas de LDL se oxidan, se inicia una reacción en cadena que puede promover la aterosclerosis, que es la acumulación de placa en la pared de la arteria. La oxidación no es buena, así que si puede ayudar a proteger el cuerpo a través de los alimentos que comes, eso podría ser muy beneficioso".

Los investigadores reclutaron a 45 participantes adultos con sobrepeso u obesidad para el estudio. Todos siguieron una dieta de dos semanas al comienzo del estudio. Esta dieta imitaba una dieta estadounidense media y permitía a todos los participantes comenzar el estudio sobre una base nutricional similar.

Luego, cada participante completó cinco semanas de tres dietas de tratamiento diferentes en un orden aleatorio. Las dietas incluían una dieta baja en grasas, una dieta moderada en grasas y una dieta moderada en grasas que incluía un aguacate al día. La dieta moderada en grasas sin aguacates se complementó con grasas extra saludables para igualar la cantidad de ácidos grasos monoinsaturados que se obtendrían de los aguacates.
Después de cinco semanas con la dieta del aguacate, los participantes tenían niveles significativamente más bajos de colesterol LDL oxidado que antes del comienzo del estudio o después de completar las dietas bajas en grasas y moderadas. Los participantes también tenían niveles más altos de luteína, un antioxidante, después de la dieta del aguacate.

"Cuando piensas en el colesterol malo, viene empaquetado en partículas de LDL, que varían en tamaño -explica Kris-Etherton-. Todo el LDL es malo, pero el LDL pequeño y denso es particularmente malo. Un hallazgo clave fue que las personas en la dieta del aguacate tenían menos partículas de LDL oxidadas. También tenían más luteína, que podría ser el bioactivo que protege el LDL de la oxidación".

Fuente: Pubmed

  • Visto: 711

You have no rights to post comments

(C) 2017-2018 SENMO Todos los Derechos Reservados.
Realizado por el equipo de Civicos Networking