TELF: +34 822 173 227

Reglas de Oro del paciente

  • Que no le den gato por liebre. Consulte SIEMPRE con un profesional debidamente titulado. La medicina y nutrición ortomolecular sólo puede ser practicada por un médico o nutricionista con titulación oficial. No se deje embaucar por “pseudo-terapeutas”
  • Prevenir es mejor que curar. La medicina ortomolecular puede ayudarle a detectar disfunciones y desequilibrios que aún no se estén manifestando en forma de síntomas, y que si no se corrigen pueden llevarle a enfermar. Hágase revisiones periódicas, aunque se sienta saludable, ¿o es que no recuerda aquel inexplicable caso del vecino que era deportista, delgado, no fumaba, comía sano y gozaba de excelente salud cuando le dio el infarto?
  • Su salud es su responsabilidad. Pida las explicaciones necesarias para comprender su enfermedad y trabaje “en equipo” con su médico. Sólo así podrá afrontar su curación y cambiar su estilo de vida para siempre.
  • No se conforme con sufrir las mal-llamadas “enfermedades de la edad”. Usted merece tener calidad de vida y disfrutar de buena salud física y mental siempre.
  • Aspire a alcanzar una edad biológica inferior a la cronológica. Es posible rejuvenecer por dentro y ganarle la partida al tiempo.
  • Internet y los foros NO sustituyen al consejo médico individualizado. Tenga en cuenta que, aunque estos canales son muy valiosos y pueden ser una excelente fuente de información, usted es un ser único con unas circunstancias concretas que hay que estudiar, medir y contextualizar.
  • Usted no está loco ni es un “neurótico”. Si se siente enfermo o nota que “algo no va bien” pero los exámenes que le piden son “normales” y le han dicho que “no tiene nada”, acuda a un médico ortomolecular para que le practique los estudios correctos estudiando variables explicadas anteriormente.
  • No permita que la televisión instale en usted una creencia errónea. Actualice sus conocimientos. Ni el colesterol es malo, ni las grasas son las culpables de los infartos, ni la pirámide alimenticia actual es la mejor por mucho que nos bombardeen con estos mensajes. Existen nuevas evidencias científicas que, aunque no han llegado a los “canales oficiales”, nosotros ya conocemos y empleamos en nuestra práctica clínica diaria, siempre con todo el rigor científico. Y es que esto sucede porque la velocidad de información vertida y nacida en las investigaciones es vertiginosa y representa la fuente de alimentación más importante para el ámbito ortomolecular médico y nutricional.
  • Los paradigmas cambian y la verdad siempre acaba imponiéndose; Copérnico no estaba equivocado. Créanos, la medicina ortomolecular no es “pseudo-ciencia”, está basada en conocimientos irrefutables impartidos durante la carrera de medicina y en estudios publicados en medios de alto impacto sobre actualizaciones y avances en diferentes especialidades.
  • Si tiene una urgencia acuda a Urgencias. Es fundamental establecer la noción de que la Medicina y Nutrición Ortomolecular hoy en día aún no está destinada para el tratamiento de pacientes con patologías agudas. La Medicina Alopática es útil en el manejo de las Urgencias y procesos agudos, y la MO se encarga de las enfermedades crónicas y degenerativas ya establecidas, y de detectar estados bioquímicos y clínicos pre-patológicos para evitar el desarrollo de la enfermedad florida.

Sea lo que su nombre indica: paciente. No se puede arreglar en un día lo que probablemente ha tardado años en estropearse. Generalmente el tratamiento correcto de las enfermedades crónicas es más parecido a una carrera de fondo que a una prueba de velocidad. Lo importante es que los resultados son mejores y mucho más duraderos.

(C) 2017-2018 SENMO Todos los Derechos Reservados.
Realizado por el equipo de Civicos Networking